Entre dos siglos: un viaje en el tiempo

El fot√≥grafo porte√Īo Alfredo Srur recupera la obra de su colega estadounidense Harry Grant Olds, quien lleg√≥ a Buenos Aires en 1900; el a√Īo pr√≥ximo presentar√° en FoLa una muestra y un libro

10 de Abril de 2016 Daniel Merle

Fotografías de viviendas precarias en el Bajo Flores por H. G. Olds (izq.,1901) y Alfredo Srur (der. 2015).

√Čsta es la historia de la relaci√≥n entre dos artistas unidos por su pasi√≥n por la fotograf√≠a, que vivieron en Buenos Aires pero nunca se conocieron: Harry Grant Olds y Alfredo Srur. Las obras de ambos dialogar√°n por primera vez en una muestra el a√Īo pr√≥ximo, como si entre ellas no mediara m√°s de un siglo.

Olds fue un fot√≥grafo estadounidense, nacido en 1869. A los treinta a√Īos desembarc√≥ en Valpara√≠so, despu√©s de una traves√≠a de dos meses desde Nueva York. Un d√≠a decidi√≥ atravesar la cordillera a lomo de mula y en 1900 lleg√≥ a Buenos Aires, donde trabaj√≥ hasta su muerte en 1943.

M√°s de cinco d√©cadas despu√©s, en 1998, su trabajo fue reunido en H. G. Olds, Fotograf√≠as 1900-1943, libro realizado por Luis Priamo para la Fundaci√≥n Antorchas. En ese entonces Alfredo Srur (Buenos Aires, 1977) estaba radicado en Estados Unidos y exhib√≠a su primer trabajo fotogr√°fico: Paisajes y retratos en Los Angeles, California. Dos a√Īos m√°s tarde, Srur regres√≥ a Buenos Aires y compr√≥ el libro de Olds. Encontr√≥ all√≠ una fotograf√≠a que lo obsesion√≥: una imagen que su colega estadounidense hab√≠a tomado en la quema de basura del Bajo de Flores en 1901. Una casilla peque√Īa, hecha con bidones de combustible apilados como ladrillos sobre un montecito de basura.

Srur es un fotógrafo intrépido y desarrolló al inicio de su carrera una serie de largos ensayos que le valieron temprano reconocimiento. Su preocupación por los temas sociales lo llevaron a los lugares más insólitos y peligrosos: convivió con unos jóvenes sicarios en Medellín durante meses; registró las condiciones de vida en cárceles de Finlandia y Colombia, y retrató a tres familias que trabajaban en la industria de la pornografía.

En el a√Īo 2000 comenz√≥ a dar clases de fotograf√≠a y el libro de Olds se convirti√≥ en parte de su material did√°ctico. Una y otra vez, proyectaba a sus alumnos esas fotos de principios de siglo. Aunque no llegaba a comprenderlas del todo sent√≠a que, m√°s de cien a√Īos despu√©s de que se realizaran esas tomas, hab√≠a algo en la t√©cnica y en la tem√°tica de Olds emparentado con su propia manera de hacer fotograf√≠as.

Harry Grant Olds y su hermano Charles, probablemente en el estudio Bishop, de Sandusky, donde comenzó su carrera fotográfica. (Circa 1885)

El pasado que vuelve

“En 2012, le compr√© un archivo de fotos antiguas a un obrero de la construcci√≥n ‚Äďrecuerda Srur‚Äď. El hombre estaba pintando en una mansi√≥n, y vio que tiraban de todo en un volquete. Entre otras cosas, un visor estereosc√≥pico y una colecci√≥n de 800 placas con motivos de todo el mundo, realizadas por un aficionado. Ese hallazgo del pasado me rescat√≥ de una crisis existencial. Yo estaba en el apogeo de mi trabajo fotogr√°fico, cuando la tecnolog√≠a de la pel√≠cula se volvi√≥ obsoleta de la noche a la ma√Īana. Lo digital se impon√≠a definitivamente. Para m√≠ era un golpe terrible.”

Al a√Īo siguiente, Srur recibi√≥ el llamado del vendedor de una postal de 1920 que hab√≠a comprado por Internet y que no hab√≠a ido a buscar. “Me cont√≥ que le hab√≠an ofrecido el archivo de un fot√≥grafo medianamente conocido: H. G. Olds. Estaba sentado frente al salvapantallas de mi computadora, mirando la foto de la quema de la basura que tanto me gustaba. Me dio un escalofr√≠o. Le ped√≠ los datos y a los pocos d√≠as me encontr√© con ‚ÄėCacho‚Äô Giordano en una estaci√≥n de servicio en Juan B. Justo y Corrientes. Entre el caf√© con leche y las medialunas, me mostr√≥ los primeros negativos en placas de vidrio originales de Harry G. Olds.”

El fot√≥grafo le compr√≥ a Giordano mil negativos ‚Äďplacas y nitratos, documentaci√≥n y copias de trabajos de Olds‚Äď y seis negativos panor√°micos de un metro de largo por 25 cm de ancho, realizados sobre nitrato. Junto con Emilio Casabianca, tard√≥ un a√Īo limpiar las placas y almacenarlas de acuerdo a normas internacionales de conservaci√≥n. Pero vali√≥ la pena. Descubri√≥ que se trataba de un tesoro m√°s grande a√ļn que aquel primero y premonitorio encontrado en un volquete: un completo archivo de fotograf√≠as de Buenos Aires y de otras provincias, con vistas, costumbres y oficios de la √©poca. Im√°genes de los principales establecimientos agr√≠colas y ganaderos, puertos, plazas, monumentos y grandes residencias de todo el pa√≠s.

Alfredo Srur

Cuatro d√©cadas en un ba√ļl

La historia no termina ah√≠. En el libro de Priamo hay un art√≠culo firmado por John Waldsmith. All√≠ dice que, cuando muri√≥ Olds, su viuda envi√≥ a la casa de su hermana en Estados Unidos un ba√ļl con cartas, fotos y negativos. Su intenci√≥n era volver a su pa√≠s de origen despu√©s de la Segunda Guerra Mundial, pero no lo hizo. El ba√ļl permaneci√≥ cerrado durante cuatro d√©cadas. A punto de cumplir cien a√Īos, la cu√Īada de Olds lo don√≥ a la Oliver Wendell Holmes Stereoscopic Research Library, donde lo recibi√≥ Waldsmith. Cuando la instituci√≥n cerr√≥ sus puertas, Waldsmith se lo llev√≥ a su casa, temeroso de que el contenido se vendiera por piezas sueltas en Internet. En 2014, Srur viaj√≥ a Estados Unidos y recibi√≥ de manos de Waldsmith el preciado ba√ļl de Olds, adem√°s de fotografiar y filmar el edificio donde Olds instal√≥ su primer estudio, en Sandusky.

De regreso en Buenos Aires, comenz√≥ una nueva etapa de esta aventura. Srur fund√≥ el Centro de Investigaci√≥n Fotogr√°fico Hist√≥rico Argentino (Cifha) y se puso en contacto con Gast√≥n Deleau, director de la Fototeca Latinoamericana (FoLa). Con su apoyo y el de Hern√°n Giagante, de Edo-artis, impulsa ahora el proyecto “Espejo de Plata: Harry Grant Olds/Alfredo Srur”, que el a√Īo pr√≥ximo permitir√° ver por primera vez el resultado de la digitalizaci√≥n del acervo de Olds en una gran exposici√≥n ‚Äďcurada junto con Ariel Ahutier‚Äď y un libro antol√≥gico.

Ser√° un di√°logo entre estos dos artistas, desarrollado en un arco temporal de 140 a√Īos. “Me inspiro en las im√°genes de Olds para generar nueva obra ‚Äďexplica Srur‚Äď. Es un homenaje a quien considero mi maestro y un puente entre la fotograf√≠a argentina antigua y la actual.”Daniel Merle

https://www.lanacion.com.ar/opiheadernion/obra-en-construccion-nid1887206/